Stacks Image 18
Stacks Image 11
Stacks Image 13

Calor y convivialidad

Tan pronto como el hombre pudo dominar el fuego le instaló en el centro de su vida. El fuego abierto permite aprovecharse plenamente de todo el placer del fuego de leña, el ruido, los olores, el juego de sombras y luces obtenido por las llamas. Durante años, el fuego ocupó un lugar importante en las cocinas antes de ser encerrado en hornos, luego reemplazado por el gas o la electricidad. Por fuera, el carbón vegetal, luego el gas también suplantaron la cocina con fuego de madera, suprimiendo al paso el placer de reunirse alrededor de un buen fuego contemplando su jardín o el cielo estrellado, o compartiendo un momento agradable y culinario en familia o entre amigos. HADES repone la llama en el corazón de la vida familiar.
Un fósforo, pequeña madera y algunos minutos más tarde, el fuego HADES calienta, cocina, asa carnes, pescados y verduras. Muy rápidamente las brasas enrojecen mientras lleguen finalmente los invitados, con ganas de descubrir el origen de estos deliciosos olores que flotan en el aire. Sobre la mesa, verduras a la plancha y carnes junto a botellas de prestigiosos castillos franceses dejan presagiar una velada agradable y gastronómica …
Carne asada en parrilla tradicional, cocina a la plancha, wok, asador eléctrico... El fuego HADES se abre a todos los placeres del paladar. Verdadera cocina al aire libre con sus accesorios múltiples, HADES representa lo que se hace de mejor en el campo. Después de la cena, los huéspedes podrán disfrutar del calor y del juego de sombras y luces proporcionados por las llamas, disertando sobre las diferentes cepas de la deliciosa bebida que usted acaba de servirles.